N.E.*: Pastor es condenado a 4 años de prisión por compartir el Evangelio en Indonesia

Un tribunal de Indonesia ha condenado a un pastor a pasar cuatro años en una prisión y a pagar una multa, tan sólo por haber compartido su fe a un musulmán.

El pastor, Abraham Ben Moses, un ex musulmán, fue arrestado en diciembre después de que un video mostrara la conversación con un taxista musulmán, donde citaba versos del Corán y le hablaba de la Salvación en Cristo.

El juez que vio el caso, dijo que el pastor había “divulgado intencionalmente información destinada a incitar al odio contra un individuo, grupo y sociedad basado en la religión”.

Los fiscales habían pedido una sentencia de cinco años. Sin embargo, el equipo legal de Moses logró apelar contra la sentencia de cuatro años. “La sentencia es demasiado dura para el acusado”, dijo su abogado Maxie Ellia.

En un video de su testimonio publicado por La Voz de los Mártires, Moses dice: “Compartí la palabra de Jesucristo para que todos puedan ser salvos … tengo mi fortaleza en Jesús, Él es mi mejor amigo y nuca me dejará”.

Una portavoz de International Christian Concern, Gina Goh, con sede en EE. UU., dijo en un comunicado: “El gobierno indonesio debe revisar la ley de blasfemia del país, ya que los grupos radicales musulmanes la están explotando cada vez más para atacar a individuos que consideran ofensivos y teológicamente fuera de línea”.

El ministerio Open Doors informa que la situación de los cristianos en Indonesia en los últimos años ha empeorado. Esto es particularmente fuerte en lugares como el oeste de Java, donde los grupos islámicos son poderosos y tienen gran influencia política.

Fuente: Acontecer cristiano

——————-

* Noticias Externas (N.E.) – Asociación para la Defensa de la Libertad Religiosa (ADLR) comparte las siguientes noticias relacionadas con el mundo de la libertad religiosa en España y el resto del mundo como un servicio más a los lectores. La opinión reflejada en estos artículos son de fuentes externas y no representa necesariamente la opinión de la ADLR ni de sus integrantes. – Comunicaciones ADLR

Deja tus comentarios

*

captcha *